martes, 10 de enero de 2017

Antes y después de un reloj

Empezamos el año dando las horas



Esto es lo que pasa cuando tienes un reloj picado metido en una bolsa durante años y años.....pasa, que las carcomas se ponen las botas!!!!




Miren el banquete que se dieron.....



Esto es el resultado de sacudir y sacudir el reloj por todas partes...después de desmontar la maquinaria, claro....


Me encanta.....es que me imagino la fiesta que tendrían ahí dentro, con su cava y todo jajjajja


Una vez bien limpio y desinfectado (cuarentena), empezamos a rellenar, primero con cera liquida para que entrara bien en todas las galerías.


La última capa con pasta de madera




 Como la parte de arriba estaba tan mal no quedó más remedio que ponerle una chapa nueva
y teñirla, igualando el color al resto del reloj.











 Igualamos todo con un tinte más o menos claro y barnizamos con muñequilla












Y aquí el maravilloso reloj esperando que el relojero haga su parte y lo montemos.




2 comentarios:

  1. Hola:es impresionante el cambio, y admiro el trabajo tan bien hecho, no tengo palabras...enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está nada mal Yolanda, un año sin contestarte!!!, voy mejorando ......
      Muchas gracias por tus palabras.
      Me he propuesto ser más aplicada con el blog, lo conseguiré??
      Saludos y gracias

      Eliminar